14 consejos para el ahorro energético en las Pymes

14 consejos para el ahorro energético en las Pymes
El azote sufrido por Pymes y autónomos en los últimos años por la crisis económica que hemos atravesado obligan a estas micro y pequeñas empresas a revisar de forma exhausitva sus gastos y recortar en todo aquello que les sea posible.

Uno de los gastos que más afecta al balance de estas empresas es la factura de la luz, coste al que deben hacer frente obligatoriamente pero cuyo importe puede reducirse de forma considerable si tenemos en cuenta algunos consejos.

Según el comparador online Kelisto.es, las Pymes españolas podrían ahorrar un 20% de la energía que consumen, lo que supondría un ahorro de 1.550 millones de euros al año.

¿Qué medidas pueden poner en marcha Pymes y autónomos para reducir su consumo eléctrico?

1. Desconecta los aparatos eléctricos que no se estén utilizando. El ahorro estimado por apagar por completo los aparatos y no dejarlos en espera puede suponer para una pyme unos 60 euros anuales. Desconecta también siempre los cargadores de teléfonos móviles, ordenadores, etc., cuando no los utilices.

2. Apagar las luces cuando no son necesarias parece algo obvio per es un despilfarro muy habitual.

3. Durante el día aprovecha la luz solar manteniendo abiertas cortinas y persianas. Ahorrarás en luz y también en calefacción si es invierno.

4. Instala lámparas LED o bombillas de bajo consumo. Estas tienen un precio mayor pero consumen hasta cuatro veces menos energía y duran 10 veces más que los focos normales.

5. Limpiar habitualmente bombillas y lámparas para evitar que el polvo bloquee la intensidad de su luz también es muy recomendable.

7. La instalación de un sistema de climatización por bomba de calor puede suponer un ahorro de hasta el 80% de energía. Se utilizará tanto en invierno para dar calor, como en verano en sustitución del aire acondicionado.

8. Regula el termostato del aire acondicionado así como el de la calefacción para un mayor ahorro. Una temperatura de 20 grados en invierno y 24 grados en verano permitirá ahorrar costes y mantendrá un agradable ambiente de trabajo.

9. Si es posible, cambia la instalación centralizada a una climatización zonificada. Así, en cada área o estancia se puede fijar la temperatura, dependiendo de factores como del tipo de trabajo que se realice en esa zona.

10. Considera la alternativa de utilizar energía solar térmica si en tu empresa es necesario consumir agua caliente. Estas instalaciones suelen estar subvencionadas y solventan el problema de calentar agua a bajo coste energético.

6. Pintar los techos y las paredes con tonos claros y luminosos hará que la iluminación se refleje y distribuya mejor.

11. Revisa la potencia contratada y comprueba que es la adecuada para el equipamiento: ordenadores, iluminación, impresoras, etc.

12. Utiliza equipos de alta eficiencia o con tecnología más avanzada. El uso de equipos obsoletos, además de consumir más, requiere de un mayor mantenimiento.

13. Asegúrate de que las instalaciones eléctricas se encuentren en perfectas condiciones; una mala instalación, además de peligrosa, puede disparar nuestro consumo eléctrico.

14. Revisando el aislamiento térmico de la empresa podemos reducir hasta en un 30% el consumo energético. Medidas como el doble acristalamiento, la correcta separación de las zonas frías de las zonas calientes, evitar las corrientes de aire o recubrir las tuberías y superficies que generan pérdidas de calor con material aislante, son algunas de las actuaciones que se deberían llevar a cabo.

Y si precisas de consejos más personalizados y tarifas ajustadas al máximo a tu negocio, no dudes en consultarnos.


15 sql / 3 sqlseo / 0.04669404s.